20131207-104355.jpg

La AEV se ha reunido estos días en la recoleta San Sebastián para elegir la ciudad donde sus miembras celebrarán su congreso del próximo año.

Y a pesar del tradicional pucherazo en las entregas de los premios Miss, lo que ha llamado la atención esta vez ha sido la decisión de crear un cónclave paralelo en los baños de chicas en el nivel -1 de una herriko taberna . La clase directiva se concentró en el angosto hueco al grito de Mandinga y durante unos minutos (que se hicieron eternos, según nuestras fuentes) les dió tiempo a negociar los tipos del interés para los próximos meses y a decidir el representante español que llevarán a Eurovision 2014.
A pesar de que no cabía una borracha miembra más, se preocuparon muy mucho de no colapsar el lugar dejando que sus socios de base mearan (siempre bajo la atenta mirada del Poder) y permitiendo gozosas bacanales, orgías sangrientas y lupanares decadentes en los baños contiguos.
En nuestra redacción deberíamos estar escandalizados por estos hechos casi delictivos, pero ya nos habían advertido de este peligroso criptogrupo eurofan y seguiremos atentos a las próximas fechorías de su casta dominante.

Anuncios