Imagen

Ihan Mesut, un joven de la población turca de Konya, dió por casualidad con el vídeo de Lydia en Eurovisión 1999 y desde entonces se ha convertido en su diva favorita.  Según su madre, lleva dos meses vestido con banderas del Orgullo y se dedica a pegar el vídeo de su actuación en todos los blogs que encuentra. Los periódicos online del país ya le tienen baneado ocho nicks diferentes, entre los cuales se encuentran Lidiateamo, Yosíquieroescuchar y Solounpuntoperovayapunto.

Esta anomalía se ha dado a conocer en nuestro país al ponerse su madre en contacto con OGAE España para preguntar si había algo en aquella actuación que pudiera ayudarla a entender la fascinación de su hijo, pero desde Madrid le confirmaron que lamentablamente no se la podía salvar ni desde un punto de vista irónico y ni tan siquiera como icono petardo. Pero que se animara, que objetivamente, lo de Ramón fue peor.

El año que viene la canción celebrará su 15º aniversario y su madre aterrada ya le ha escondido el pasaporte, por lo que pudiera pasar.